El servicio ofrece atención a familias, grupos o individuos que por motivos físicos, psíquicos o sociales se encuentran en situación de falta de autonomia personal, con dificultades de desarrollo o con problemáticas familiares especiales (cuidado de personas dependientes: personas mayores, enfermos crónicos, personas con disminución; soporte en post-operatorios en caso de intervenciones quirúrgicas, ausencia temporal del cuidador principal, etc.).
Las actuaciones son de carácter asistencial, educativo y preventivo en el mismo domicilio, con el objetivo de que las personas atendidas puedan mejorar o mantener su calidad de vida en su entorno social habitual.
El objetivo principal es cubrir las necesidades básicas y relacionales de las personas, ofreciéndoles la ayuda necesaria para el desarrollo de las actividades propias de la vida diaria y procurando que todas las acciones promuevan, en la medida que sea posible, la autonomía y las capacidades del usuario.


Servicios