Un técnico especializado se encarga de dar apoyo y asesoramiento a los comercios existentes en el barrio de la Mina, así como a los de nueva implantación, en todos los aspectos relacionados con la mejora de su actividad económica, mejora de los espacios, mejora de los sistemas de financiación de los clientes, mejora de la imagen corporativista, conocimiento de las normativas vigentes y participación en las actividades comunitarias que se llevan a cabo en el barrio, en tanto que los comercios son agentes claves en las dinámicas relacionales de la zona.

Fundación IPSS desarrolla este proyecto por encargo del Consorcio del barrio de La Mina desde el año 2009.